Organizaciones transware: laboratorios de transformación conectiva (1/4)

Espacios de autonomía / Pensamiento bacteriano / Comunes urbanos / Expansión colaborativa / Nexonomía / Proximidad transmedia / Activatorios

La ciudad no es un artefacto o una disposición residual. Por el contrario, la ciudad encarna la verdadera naturaleza humana. Se trata de una expresión de la humanidad en general y específicamente de las relaciones sociales generadas por la territorialidad.

Morris Janowitz

El derecho a la ciudad sólo puede entenderse desde una práctica que combine estilos, métodos y sistemas en un entorno meta-conectivo; un espacio que armonice la apropiación del espacio público, la planificación urbana, el equilibrio de los recursos, la invitación a la naturaleza, la inclusión social, la educación para la libertad y la economía solidaria, desde una mirada prospectiva, de contagio y transversal. Un proceso de reapropiación de nuestras inteligencias mucho más allá de las acciones institucionales de soporte (hard) y servicio (soft). 

 

 

 

En definitiva, una #ciudadconectoma es aquella que está construida desde sensibilidades que incluyen la colaboración y la simbiosis, la hibridación y las estrategias de remezcla, el pensamiento divergente, la reconstrucción de lo social … la visión de una sociedad ensambladora para una ciudad de los comunes. Modelos de relación ciudadana a través de instituciones transware (más allá del hard y soft habituales), dispuestas en creciente implicación (observatorios-laboratorios-activatorios) y orientadas hacia la nexonomía (el tratado de los vínculos para el bien común)

 

 

Entender, estudiar y avanzar en el conocimiento de las conexiones ciudadanas y sus resultados es, posiblemente, uno de los grandes retos para entender los futuros posibles. Saber por qué y cómo funcionan estas sinapsis ciudadanas, cómo influyen en los comportamientos, qué energías se crean, cómo configuran la personalidad final de las ciudades…

La conectómica (Sebastian Seung) como referencia metafórica va a servirnos para tratar de identificar la personalidad de una ciudad. Así, si aceptamos el principio según el cual una red se caracteriza por el patrón de sus conexiones, constataremos que así mismo una ciudad adquiere una personalidad definida, un comportamiento concreto e incluso unas determinadas patologías según las conexiones entre sus miembros, sus instituciones, sus espacios públicos y privados. Podemos decir con Seung que la ciudad es su conectoma. La administracion local, en primera instancia, debe conocer a fondo la conectividad ciudadana para comprender

 

1. Su personalidad: a través de los intercambios establecidos entre los diferentes agentes, individuos, instituciones…

 2Su inteligencia acumulada: a partir de las sinapsis y la memoria generadora de una actitud referencial ante nuevos enfrentamientos.

 3. Sus patologías generadas: que se desprenden de los procesos comunicativos o de sus carencias.

 

Es evidente que plantear un mapa completo de las conexiones ciudadanas es un proyecto tan ridículo como inabarcable. No se trata de ésto sino de comprender que las formas de comunicarse definen y modifican, que cada vez que los individuos, instituciones, agentes… interactúan, generan flujos que influyen en su entorno.

La ciudad es ese cerebro que funciona como un sistema central que procesa información: “somos las sinapsis que tenemos” (Erik R. Kandel). Podríamos decir lo mismo de la ciudad: somos las conexiones que tenemos, que una ciudad es de un modo determinado y que este depende en gran medida de los modelos de relación que usa, de las formas en las que procesa la información que le llega, de los modos en los que la distribuye, canaliza, entiende.

Porque somos algo más que nuestro genoma puede traducirse por somos algo más que nuestros ladrillos y nuestras tuberías. La ciudad es un hipertexto que va más allá de las circunstancias funcionales y mecánicas de lo cotidiano. La ciudad inacabada.

Será necesario pues reprensar las estrategias de los futuros  a través de dos estructuras:

>> Las organizaciones transware, como aquellas que superan el hard (estructura y edificios) y el soft (programas y servicios) y se integran en procesos de nexonomía aplicada. Que enfocan sus acciones desde estas cuatro perspectivas:

Reconfiguración del espacio público y activismo urbano.
Tecnología social y procesos de lógica distribuida.
Dinámicas colaborativas e inteligencia ciudadana.
Investigación y acción para la innovación ciudadana

O, expresado en otros términos, las que sufren una deriva en las  siguientes direcciones

Del ecosistema a la ecosfera
De la comunidad a la glocalidad
De la colectividad a la conectividad

>> Y los espacios conectoma, como aquellos espacios dinámicos que se habilitan desde estas organizaciones transware para mapear el cableado y las posibles conexiones: la contaminación de la inteligencia.

Conexiones sinápticas mas allá de los enlaces estructurales y funcionales
Reconstrucción de los mapas de inteligencias ciudadanas
Des-expertización formal del conocimiento
Comunicación multidireccional

El objetivo es alcanzar una ciudad/sociedad conectiva, aquella que se desarrolla bajo los principios de la teoria del caos, las redes, complejidad y auto-organización y cuyo  funcionamiento es el resultado de una gran cantidad de variables que no están bajo el control de los individuos sino que deriva de la conexión de sus conjuntos.

Diversidad, conexión de nodos y generación de impulsos
El conocimiento distribuido mas allá de las instituciones
Superación del atomismo estructural
Innovación social colaborativa

Explorar esos caminos alternativos que reivindican el valor de la conectividad.

>> Esta es la primera entrega de una serie de artículos que analizan y proponen modelos de relación ciudadana a través de instituciones transware (más allá del hard y soft habituales), dispuestas en creciente implicación (observatorios-laboratorios-activatorios) y orientadas hacia la nexonomía (el tratado de los vínculos para el bien común)
 
___________________________________________________

Entradas siguientes

 >> Organizaciones transware: laboratorios de transformación conectiva (1/4)

 >> Organizaciones transware: laboratorios de transformación conectiva (2/4)

>> Organizaciones trasnware: laboratorios de transformación conectiva (3/4)

>> Organizaciones transware: laboratorios de transformación conectiva  (y 4)

 

José Ramón Insa Alba

Coordinador de Proyectos y Redes en la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural. Area de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza. Pasé por ZAC durante cuatro años como responsable del ThinkZAC.

Más Publicaciones - Web


Seguir en Redes Sociales:
TwitterGoogle PlusInstagram

1 Comentario
  1. […] mientras que el Vivero, Semillero, Made in Zaragoza, La Colaboradora, Yuzz, el ThinkZAC… son el transware (comunidades y procesos orientados a la acción) y ZAC es la gran nube que lo sobrevuela y engloba […]

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account