“La pandemia nos ha exigido modificar nuestra forma de pensar y reinventarnos” 

Martha García y David Cámara son dos emprendedores natos que en 2009  decidieron lanzarse a la piscina para crear Atmósfera Eventos , un proyecto de organización de eventos a medida que se ha consolidado como referente a nivel nacional

Este mes en el Café-Co con Atmósfera Eventos en La Colaboradora, conversamos con ellos sobre su experiencia en el emprendimiento.

Una necesidad latente

En el año 2008, Martha y David decidieron casarse. Fue entonces cuando descubrieron la frustración que experimenta una pareja que quiere celebrar una boda diferente. Vimos que no se ofrecía nada diferente al sota, caballo y rey que te imponían en el lugar de ceremonia. Nuestra boda fue standard, indica David.

Decidieron entonces ofrecer un servicio de organización de eventos diferente, en el que no subcontratar servicios, sino organizarlos personalmente a medida. “Nosotros no queríamos delegar los servicios a otros profesionales, sino encargarnos de la organización personalmente para que cada pareja , independientemente de su presupuesto, pudiera tener una boda diferente”, dice Martha.

Morir de éxito (o casi)

Es en 2012 cuando Atmósfera Eventos abre su primer local en Zaragoza. 

Su personal enfoque provoca que rápidamente se posicionen como referentes en la organización de eventos. Comienzan entonces jornadas maratonianas en las que atender a sus clientes y, a la vez, centrarse en sus necesidades . En nuestro primer local pudimos conocer a nuestros clientes; saber lo que quieren porque eran ellos personalmente los que expresaban sus deseos, pero cometimos el error de trabajar sin cita previa y con un amplio horario comercial que influyó negativamente en nuestra jornada de trabajo”. 

Tras tres años en Plaza Nolasco, Martha y David sustituyen ese primer local por un taller en el que llevar a cabo sus creaciones en la más absoluta intimidad, y una oficina en la que poder atender personalmente a sus clientes con cita previa.

Con este nuevo formato, celebran numerosos eventos a lo largo de los siguientes años, hasta el 14 de marzo de 2020, fecha en la que “Nos cortan las alas”- indica David- Nos quedamos de la noche a la mañana con proyectos abiertos y parejas llorando porque no podían celebrar su boda”.

Adaptándose a 2020

La pandemia nos ha exigido modificar nuestra forma de pensar y reinventarnos”- indica David- Trabajamos de la mano de la hostelería. Si ellos no trabajan, no hay eventos. Si no hay eventos, nosotros tampoco trabajamos”.

Se dan entonces cuenta de que el futuro cambia y sus servicios han de adaptarse a la nueva normalidad, pero también a sus necesidades personales. “Creo que la vida nos está diciendo que nuestro método de trabajo ha de cambiar – indica Martha – “Quizás sigamos organizando eventos cuando todo esto acabe, pero puede que pasemos de cinco eventos diarios a menos, pero más especiales”.

Cuando observan la situación que les rodea, con comercios a nivel local que no están preparados para un proceso de digitalización  inminente, así como a locales de restauración que tienen que modificar sus servicios para seguir trabajando, crean el proyecto Tu plan para hoy”, a través del cual dan visibilidad al comercio y restauración local con el objetivo de fomentar la economía.

Paralelamente surge el proyecto  La chica del Zapato Naranja” cuyo objetivo principal es la asesoría a negocios en creatividad y digitalización.

Somos emprendedores natos. Buscamos soluciones a problemas. Lo importante es no quedarse quieto e identificar ese momento en el que tu negocio ha tocado techo o debe de cambiar. Es renovarse, o morir. Todos tenemos miedo pero hay que saber lidiar con él”, indica Martha. 

La mayor recompensa

Expresan con orgullo que en 11 años de actividad, no han hecho nunca campañas de publicidad ni comunicación, ya que su mejor publicidad es “poder ir a cualquier sitio y que nos abran las puertas. Nuestros mejores comerciales son los comerciales de hoteles que nos ponen en contacto con clientes finales que desean celebrar una boda diferente. La hostelería nos ha permitido trabajar mucho, así como conocer a grandes profesionales”, indican.

5 principales aprendizajes a lo largo de 11 años de emprendimiento

  • Nadie enseña a emprender, es un proceso que hay que vivir en primera persona.
  • Ante todo, es necesario escuchar a tu cuerpo. Habla por sí mismo e indica cuándo es necesario bajar el ritmo de trabajo.
  • Trabajar en un local abierto al público y sin cita previa para tus clientes altera el ritmo de producción y merma el proceso creativo.
  • El autónomo es aquella persona que tiene que lidiar constantemente con la resolución de problemas.
  • No existe mayor satisfacción que la de poner tu talento a disposición de los demás.
Café-Co con Atmósfera Eventos en La Colaboradora

Gracias Martha y David , por compartir vuestra experiencia y vuestro tiempo con nosotros.

Teresa Millán

Más artículo de La Colaboradora.

Comunicación La Colaboradora

La Colaboradora es un espacio físico de Inteligencia Colectiva donde una comunidad colaborativa trabaja en sus proyectos empresariales, sociales o creativos con el único requisito de pago de intercambiar ideas, servicios y conocimiento a través de un banco del tiempo para fortalecer la economía colaborativa de sus miembros y su entorno.

Más Publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *