¿Y si fuera al revés? Sobre la cooperación

y si fuera al revés

¿Y si fuera al revés? ¿Si la cooperación fuese el fundamento? La evolución del imaginario especulativo hacia comportamientos inclusivos. Sin embargo asistimos a dos mitos: la negación del desarrollo a partir de fórmulas colaborativas según dudosos principios de competencia, y la negación de la inteligencia simbiótica como base para consolidar modelos depredatorios. Así las actitudes colaborativas se someten a las que favorecen la satisfacción material insolidaria: una práctica cultural controlada por las lógicas del beneficio infinito, un beneficio siempre focalizado (cada vez más alejado, por cierto, de las rentas del trabajo) y disfrazado de desarrollo. El pensamiento crítico y la inteligencia solidaria sufren las amputaciones necesarias para que se pueda cumplir esa canalización. Una vez más se instrumentaliza la imaginación para hacerla trabajar con objetivos de disciplina. Y ese fetichismo, el desarrollo a partir de la competitividad, cumple perfectamente el papel que glorifica la explotación. La explotación de la debilidad, sea esta cual sea, para el privilegio de los más fuertes. La imposibilidad aparente de otras expectativas.

Ortodoxia del mercado y anulación del esfuerzo colectivo para el bien común. La recreación de los viejos modelos, la generación continua de “necesidades” como base natural del individualismo extremo: la excelencia competitiva como la única referencia para el éxito. Por eso mismo, el placer y la felicidad también están secuestrados, son algo que sólo aparecen desde dos horizontes: el cumplimiento del deber y el consumo. La glorificación del esfuerzo y la tranquilidad vigilada. El comportamiento de nuestra sociedad como instrumento de productividad infinita.

Las cualidades humanas más solidarias se apartan en función de un espíritu gregario, la sociedad totalitaria de los que engañan. La inteligencia ha abdicado ante pretextos ideológicos que refuerzan los intereses restrictivos: el pensamiento lucrativo. Las alternativas siempre se han despreciado como utopías. La reorientación de energías es la única salida. La socialización masiva como única validez colectiva. Nuevas instituciones sociales

José Ramón Insa Alba

Coordinador de Proyectos y Redes en la Sociedad Municipal Zaragoza Cultural. Area de Cultura del Ayuntamiento de Zaragoza. Pasé por ZAC durante cuatro años como responsable del ThinkZAC.

Más Publicaciones - Web


Seguir en Redes Sociales:
TwitterGoogle PlusInstagram

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account