Valparaíso, que disparate eres

valparaiso

qué loco,
puerto loco,
qué cabeza
con cerros,
desgreñada,
no acabas
de peinarte,
nunca
tuviste
tiempo de vestirte,
siempre
te sorprendió
la vida

Así empezaba Pablo Neruda, uno de los vecinos más notables de la ciudad, su famosa Oda a Valparaíso. Cuando llegué pude constatar la razón de tan sonados versos. Valparaíso es una ciudad costera que tuvo una próspera época a raíz de ser uno de los nodos portuarios más importantes del Siglo XIX dada su cercanía al imprescindible paso del Estrecho de Magallanes. Todavía quedan vestigios de esta época esplendorosa repleta de cientos de edificios de estilo inglés del S XIX en las calles. Pero Valpo sufrió fuertemente la apertura del Canal de Panamá y la crisis sobrevino sobre la ciudad. Años después el surgimiento del salitre reflotaba levemente su actividad económica. Una vez más la ciudad tuvo que adaptarse a los tiempos de crisis con el advenimiento del salitre sintético. Todavía hoy la ciudad busca su rumbo económico. En este caldo de cultivo han surgido varios proyectos culturales que sitúan a la ciudad como una referencia en este aspecto.  Pasear por Valpo supone pasear por un auténtico museo al aire libre de arte urbano por los distintos cerros de la ciudad. Especialmente geniales resultan los cerros Bellavista y Alegre. Además resulta fundamental pasear por el parque cultural Valparaíso, una antigua cárcel reconvertida a uso ciudadano y cultural.

Mi conferencia fue dentro de un ciclo llamado “Conversarte” y se fundamentaba en los distintos aspectos que desarrollamos en Zaragoza Activa y en concreto Made in Zaragoza y La Colaboradora. El espacio en el que se desarrolló estaba en lo alto del cerro Alegre en un día claro en el que se podía ver la Aconcagua tras la bahía que rodea Valparaíso. De una charla inicial de 15 min acabamos conversando durante más de una hora y media con los distintos agentes municipales, sociales, artísticos y emprendedores. El lugar era un centro de Arte Joven que llevaba el nombre de Balmaceda, uno de los más ilustres y transformadores presidentes de Chile. En este lugar comprendí que Valparaíso, en crisis continua, florecía de proyectos culturales y creativos con la colaboración y la conversación como la energía que movía parte de ese sector. Lo primero que recibí nada más llegar fue una guía donde podía encontrar todos los proyectos y emprendedores creativos de la ciudad: festivales, música, galerías de arte, fotografía, artesanía, etc. Federico Botto (@federicobotto) , coordinador de fomento a las artes de la región, fue el encargado de explicarme como habían profundizado en el sector que había culminado en ese dossier de recursos.

Pero Balmaceda Arte Joven (@balmacedavalpo)  era sobre todas las cosas un espacio para ser ocupado por los artistas. Días después de mi conferencia, los creativos tomaban el espacio para programar de actividades culturales y de manera autogestionada los distintos espacios en la ya famosa “Toma” de BAJ. Las tomas son algo muy interiorizado en los jóvenes chilenos ya que en sus reivindicaciones estudiantiles ocupan los institutos y universidades para reivindicar una educación pública. Cabe destacar que una de las primeras “tomas” se produjo como protesta contra la dictadura militar de Pinochet. Para conocer más sobre el tema puedes ver la película “actores secundarios”.

En Balmaceda Arte Joven la participación se abre totalmente a los artistas y creativos convirtiéndose en los actores principales del espacio. Esto se debe en primer lugar al empuje de los propios creativos, acostumbrados a vivir en una ciudad en crisis y en segundo lugar a la visión estratégica que tiene su director Cristian Venegas (@cristianvenegas) , capaz de conectar a la perfección con los usuarios de su centro.

Por otro lado, me gustaría destacar el programa que encabezaba Fabiola Leiva y en el cual se enmarcaba mi conferencia, “Laboratorio, Cultura, Creatividad y Territorio”. Un programa intensivo encaminado a la confección de proyectos creativos y culturales. Una especie de nuestro “Semillero de Ideas” pero con una vertiente puramente de gestión cultural.

De este proyecto surge “Ancora 517”  (@ancora517) Un auténtico espacio para colaborar y vivir, liderado por tres jóvenes empeñados en trasformar la realidad social y económica de Valpo a través de un espacio colaborativo donde ellos mismos viven. En esta casa se desarrollaban conciertos, talleres de cocina sensorial, coworking de trabajo, talleres de podcast…y todo bajo la premisa del precio libre. El participante en las actividades y en la comunidad decidía el precio que pagaba por cada servicio. Ellos cambiaban el competir por el colaborar y creían que su público era suficientemente maduro como para valorar el espacio y la comunidad que estaban creando. Evidentemente nos pasamos a ver el espacio y conversamos sobre su proyecto y sobre nuestro proyecto hermano “La Colaboradora”

Valparaíso, que disparate eres.

Eduardo Cariñena Burbano

Eduardo Cariñena Burbano

Soy o creo ser, enamorado de tierras lejanas,critico con mi patria, seguidor de mitos humanos, nexonauta de vocación, politólogo en papel, militante de base... Zaragoza, Spain

Más Publicaciones


Seguir en Redes Sociales:
Twitter

1 Comentario
  1. Fabiola Leiva 4 años

    Tú lo has dicho, lo han dicho otros, un disparate creativo… Por acá la primavera ya llega, y con ella mil actividades, varias conversaciones, muchos soles, y más más viento. Gracias por compartir, gracias por estar. Seguimos adelante.

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account