ThinkNet IC4RO: Incertidumbre y Creatividad en la 4ª Revolución

dandelion-1622100_1280

Como Ícaro, el héroe griego que consiguió construir sus propias alas para escapar de la isla donde estaba prisionero, la humanidad va camino de alcanzar la utopía de la emancipación a través de la tecnologías de la 4ª Revolución Industrial. Las impresoras 3D, el Internet de la cosas, la inteligencia artificial o las energías renovable distribuidas, perfilan un horizonte de abundancia de tiempo libre, donde los hombres, liberados del trabajo penoso por fin, puedan dedicarse a la comunidad, a trascender o a crear significado. Pero la gran ventana de oportunidad que se abre con la 4ª revolución industrial, a corto o medio plazo, proyecta una larga sombra, que hoy tiene forma de desempleo masivo, desigualdad, dualización, brecha digital, populismo y miedo. No es para menos, en un escenario donde de la mayoría de las profesiones que dan empleo hoy a millones de personas, serán sustituidas por robots y algoritmos en las sucesivas olas de innovación que están por venir. Como le sucedió al pobre Ícaro, volar demasiado alto, aproximarnos demasiado al sol cegador, como quien abraza la tecnología sin matices, puede acabar derritiendo la cera de nuestras alas.

En este contexto de incertidumbre, la creatividad, más allá del vaciado de significado al que ha estado expuesta durante la última década, es la habilidad humana más genuina y prometedora, tanto para superar el doloroso tránsito entre el mundo -movedizo y mediado- que viene y el mundo -solido y tangible- que dejamos atrás, como para afrontar la ansiedad ante el enorme océano de posibilidades de la sociedad del postbienestar.

El ThinkNet IC4RO nace de la colaboración de Zaragoza Activa con el grupo de investigación Estudios sobre la Sociedad del Riesgo de la Universidad de Zaragoza, a su vez relacionado con varios artistas, filósofos y científicos sociales de otras 7 universidades. Pretende aproximar el trabajo de investigadores sociales a la realidad del ecosistema de emprendimiento e innovación social de la ciudad, continuado la línea de trabajo del ThinkZAC como laboratorio de innovación ciudadana y vivero de comunidades.

00 logo IC4RO FB (2)Raúl Oliván
Director de Zaragoza Activa

José Ángel Bergua
IP del Grupo de Investigación Estudios sobre la Sociedad del Riesgo (Universidad de Zaragoza)

31 - Susana Vacas, también cuando duerme, arte (miguel mena)

Ilustración de  Susana Vacas

Pretendemos hacer un BLOG sobre CREATIVIDAD E INNOVACIÓN SOCIAL que reflexione tanto sobre las características más novedosas de las sociedades contemporáneas, muchas de ellas relacionadas con la creciente importancia de la creatividad y la innovación en cada vez más ámbitos, como sobre las líneas de fuga que estas fuerzas delinean y los escenarios futuros que permite imaginar, no en términos de ficción sino de un modo más realista pues algunos de ellos casi están ya entre nosotros. Todo ello teniendo en cuenta sus contradicciones, paradojas, oportunidades, riesgos y limitaciones. Haremos tres post al mes de 600 palabras cada una y todas o la mayoría de ellas irán acompañadas de ilustraciones realizadas por Fernando Bayo y Susana Vacas. Los 21 miembros del equipo escribiremos sobre 6 bloques temáticos

  1. DIAGNÓSTICOS CULTURALES ACERCA DE LA CREATIVIDAD Y SUS CONTEXTOS. Básicamente se trata de mostrar el carácter paradójico de la creatividad por la normalización de que es objeto y la generalización de su exigencia en múltiples ámbitos. En este sentido tiene mucho que ver con el imperativo del goce y de la felicidad que sostiene la sociedad de consumo contemporánea, una de cuyas características es la oferta de experiencias que se dicen singulares y enriquecedoras de la personalidad. El malestar que el goce del consumo contemporáneo genera no se puede disociar del enorme consumo de psicofármacos y el amplio muestrario de terapias que el sujeto promedio de esta época demanda. Por otro lado, conviene tener en cuenta que un esquema evolutivo de la aceptación social del concepto de creatividad trae consigo tres etapas. Primero fue la creatividad sagrada y ella remitía al origen arcano y sagrado del mundo, de la sociedad, de las personas, de la naturaleza, así como a una íntima religación entre los seres humanos y esta última. En una segunda fase -a partir del siglo XIX- la creatividad se convirtió también en estética, lo que vendría a significar que todo acto creativo otorga belleza e incremento de ser –G. Gadamer- al mundo y a la sociedad. Finalmente, hoy, asistimos a una proliferación funcional de la creatividad, ya que ésta –nuevo dios salvífico- se aplica a toda acción, interacción y pensamiento -voluntad- social y cultural. Pero esa explosión no solo no ha venido acompañada de una implosión significativa sino, por el contrario, a un vaciamiento del sentido de lo que es la creatividad. Por ello, la necesidad “desesperada”, “ansiosa”, “neurótica” de la creatividad, rasgo contemporáneo de la misma,  más bien remite a una psicología social perdida en el final de la fe en el progreso y en el tiempo del riesgo y de la incertidumbre. Así se explica que una creatividad “desconcertada” pueda ser utilizada políticamente para tapar los vacíos de poder de un sistema político impotente ante los retos que se avecinan. No extrañe, entonces, que la innovación desvíe hacia el individuo o las empresas la responsabilidad del Estado en la creación de empleo –dada su increación, su increatividad-. Igualmente, la economía -con un exceso de creatividad- se ha aprovechado de la misma para mejorar los beneficios de las empresas –especialmente, las de nuevas tecnologías de la información y de la comunicación- y los creadores talentosos de estas mismas compañías para subirse desmesuradamente los sueldos y ser, con ello, todavía más ricos. En consecuencia, las ciudades creativas se distancian, se desigualan de las no creativas y los PIB de unos estados –los creativos- se desigualan de los de los no creativos. Por tanto, como alternativa, quizás, lo que sea necesario sea repolitizar la creatividad, lo que  significa que hay que reotorgarle su función más humana, social y cultural, la de la mejora de la especie y del planeta, la de la eliminación del hambre, la pobreza y la desigualdad, la del incremento de educación y cultura, esto es, de la espiritualidad de los habitantes de estas democracias viejas y cansadas que necesitan imperiosamente –como siempre- rejuvenecerse, reactualizarse y que deberían hacerlo creativamente

Josetxo Beriáin, Francisco Javier Gil y Celso Sánchez Capdequí (Universidad Publica de Navarra); Enrique Carretero (Universidad de Santiago); Juan Antonio Roche (Universidad de Alicante); y José Francisco Durán (Universidad de Vigo)

  1. FILOSOFÍA, CIENCIA, RELIGIÓN, ARTES Y CREATIVIDAD. En todos esos ámbitos la creatividad es hoy importante, aunque no lo fuera hace unos cuantos siglos, y desde todos esos ámbitos se pueden analizar dimensiones distintas de la creatividad que añaden matices, descubren características y ofrecen desarrollos.

Enric Mira y Xavier Mas (Universidad de Alicante); Mari Carmen Gascón (poeta); Enrique Carretero (Universidad de Santiago)

  1. INNOVACIÓN, CREATIVIDAD Y EMPRESA. Con el denominado nuevo espíritu del capitalismo ha desembarcado en el ámbito de la gestión y organización de la empresa un conjunto de valores y prácticas impulsadas por descendientes del Mayo del 68 que se caracterizan por aplicar la imaginación, generar espacios de libertad y fomentar la creatividad. Que este nuevo espíritu coincida con políticas de precarización es sin duda una contradicción. Por otro lado, como la producción de las sociabilidades, comunicaciones y habilidades parecidas que exige este nuevo capitalismo están producidas por las gentes y multitudes en la vida ordinaria, la explotación le alcanza hoy a ellas en lugar de a la clase obrera y las convierte en el actor político capaz de enfrentarse al capital o negociar con él

Ignasi Brunet, Ana Beatriz Hernández, Rosalía Cascón y Eleni Papaikomou (Universidad Rovira i Virgili); David Pac (Universidad de Zaragoza); Malena Fabregat (Universidad de Alicante)

  1. El ARTE COMO MEDIACIÓN SOCIAL Y LOS NUEVOS PERFILES CURATORIALES. El comisariado en el arte es una práctica trasversal que aúna diversas perspectivas, posiciones y discursos. En la actualidad, el comisariado se expande más allá de la tarea circunscrita a la organización de exposiciones, incluyendo otras labores como la producción de conocimiento, la escritura, la producción crítica, la educación, etc. En este sentido, el comisariado actual se centra en habilitar espacios de cruce entre teoría y práctica a través del formato de la exposición y de otros medios públicos como son los congresos, seminarios, talleres, grupos de lectura, encuentros artísticos, etc. Visto desde esta perspectiva, la definición de la práctica comisarial se asemeja a la que se realiza desde una parte de las ciencias sociales. No desde una sociología clásica y recluida en los muros de la academia, pero sí desde una sociología implicada y preocupada por los artefactos y asociaciones que sustentan y producen lo social. Es desde esta posición, ampliamente argumentada desde la tradición de autores como Bruno Latour, que se asume la forma de entender las conexiones entre ciencias sociales y arte a través del comisariado. El comisario vendría a ser una figura a caballo entre el arte y la ciencia social en lo que ambas actividades tienen en común el “producir asociaciones”. El comisariado (en arte y en sociología) es una forma de mediación. Dentro de la amplia polisemia que implica esta categoría, podemos acotar la definición del comisariado a las formas de interpretar la representación (social o artística, si cabe la distinción) desde la asociación de artefactos en diferentes contextos, sean estos expositivos, educativos o culturales. Si la práctica comisarial y la práctica sociológica se conectan por su dimensión mediadora, cabe preguntarse entonces por la noción de mediación. Tomar la mediación como un ensamblaje en el que se disuelven determinadas categorías de la modernidad (como la diferencia entre lo humano y lo no humano), va a posibilitar abrir el debate acerca de nociones como la autoría y, en consecuencia, con el propio acto de producción creativo,  que deja de responder a una intencionalidad y de alojarse en un nombre propio. Para abordar dicha noción, se propone retomar algunas manifestaciones que lindan entre la teoría social y los artefactos culturales, como el trabajo conjunto de Bruno Latour y Peter Weibel en la exposición Making Things Public en el Zentrum für Kunst und Medientechnologie (ZKM) en Karlsruhe (Alemania) en 2005. Una exposición que con más de una década a sus espaldas puede retomarse para indagar a partir de ella en otros ejemplos y prácticas una noción sociológica de mediación. En esta dirección, desde algunos lugares ya se está planteando la posibilidad de comisariar desde la sociología abriendo nuevas vías de investigación.

Iñaki Martínez De Albéniz y Beatriz Cavia (Universidad del País Vasco)

  1. CREATIVIDAD, ECONOMÍA, Y POLÍTICA. Los análisis acerca de la importancia de la creatividad en la economía contemporánea, realizados a partir de un discutido indicador cuantitativo, permiten medir su impacto por regiones del mundo, países en general y, en el caso de España, por comunidades autónomas y provincias. Igualmente facilita el análisis de su relación con el crecimiento económico, la desigualdad, el desarrollo humano, etc. Por otro lado, la creatividad es también un importante componente en la acción política, no tanto entre los actores principales (partidos políticos y sindicatos) como entre los movimientos sociales, con sus originales modos de organización, las nuevas formas de protesta y el uso del arte como instrumento de transformación social

José Angel Bergua, Juan Miguel Báez, Laura Moya, José Angel Bergua y David Pac (Universidad de Zaragoza)

  1. CRÍTICAS A LA UTOPÍA DIGITAL EN ALGUNAS SERIES ACTUALES. El boom de las series audiovisuales, como las de HBO, que han impulsado productos de gran calidad, con diálogos inteligentes, argumentos originales, una enorme calidad en la dirección o realización, así como el reclutamiento de potentísimos directores y actores hasta hace poco afincados en el cine, propone interesantes radiografías de la sociedad contemporánea desde distintos puntos de vista. Uno de ellos tiene que ver con los escenarios de ciencia ficción que se nos presentan, como en Westworld (HBO) o Black Mirror (Netflix). De lo que se trata es de analizar esos y otros escenarios, así como el papel adjudicado en ellos a la técnica.

Jorge Martínez Lucena (Universidad Abat Oliva) y José Angel Bergua (Universidad de Zaragoza)

 

 

IC4RO

IC4RO

IC4O reúne a 22 gentes provenientes de la sociología y la filosofía de ocho universidades españolas, así como a varios artistas. Se interesan por la creatividad e innovación sociales e igualmente por el papel que pueda tener el arte en todo ello. Desde hace unos cuantos años vienen colaborando en varias investigaciones e intervenciones sociales.

Más Publicaciones

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account