Obedeced, malditos. El trabajo como garante del orden+

Obedeced, malditos. El trabajo como garante del orden