Libros por el Día de la Tolerancia

Hoy, 16 de noviembre de 2018, se celebra el día Internacional de la Tolerancia.

Cada año desde 1995 se celebra el día Internacional de la Tolerancia, una jornada marcada en el calendario por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) con el objetivo de fortalecer la tolerancia mediante el momento de la comprensión mutua entre culturas y pueblos. Se trata de un imperativo que aparece recogido tanto en la Carta de las Naciones Unidas como en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Entre otras, la declaración afirma que “la tolerancia no es indulgencia o indiferencia, sino que es el respeto y el saber apreciar la riqueza y variedad de las culturas del mundo y las distintas formas de expresión de los seres humanos”, una premisa fundamental que también puede aprenderse a través de los libros.

Intolerancia o discriminación por cuestiones de género o sexo, raza, lugar de procedencia, ideología… puede darse en muchas facetas de la vida, pero, sin duda, una de las luchas actuales radica en la libertad sexual y el respeto hacia la identidad de las personas. Desde la Biblioteca para Jóvenes (BJCubit) creen firmemente en la importancia de la literatura a la hora de cambiar el mundo, y, en este caso, ponen a disposición de los usuarios una completa selección de materiales sobre temática LGTB en varias secciones, como salud-sexualidad-LGTB, antropología –con obras sobre feminismo y derechos humanos- o educación.

 

La homosexualidad en la literatura

En la actualidad existen varios títulos en la biblioteca en los que se aborda la homosexualidad en la literatura, como ‘El azul es un color cálido’, de Julie Maroh, que ha vendido más de 15 000 ejemplares solo en España y se ha traducido a 15 idiomas. La obra cuenta la historia de Clementine. Se trata del cómic que inspiró la película de Abdellatif Kechiche ‘La vie d’Adele’. Otros títulos destacados por BJCubit son ‘El fuego en el que ardo’, de Mike Lightwood; ‘Llámame Paula’, de Concepción Rodríguez Gash; ‘Soy un bicho raro’, de Ann Bannon, ‘No era quien me dijeron ser’, de Alejandra Incán; ‘Por un chato de vino’, de Raquel Platero; ‘Lorca y el mundo gay’, de Ian Gibson; y ‘Los príncipes morados’ de David Pallás o ‘Tránsito’, de Ian Bermúdez –estos dos últimos también en formato cómic-.

También encontramos títulos que abordan otras temáticas como la discriminación sexual, que aparece en la obra ‘Tú haz la comida, que yo cuelgo los cuadros: trampas y tramposos en la cultura de la desigualdad’, de Miguel Lorente Acosta o ‘Sexismo cotidiano’, de Laura Bates. También cuentan con títulos que abordan otro tema de vital importancia como la identidad sexual, como ‘Género: para que nos entendamos’, de Noa Delclòs Coll; ‘Desconocidas & fascinantes’, editado por Thais Morales e Isabel Franc o ‘Trans*exualidades: acompañamiento, factores de salud y recursos educativos’, de la autora Raquel Platero.

Derecho a ser libres para amar

Por supuesto, una de las patas fundamentales para el impulso de la tolerancia y la diversidad radica en la educación, que encontramos en obras como ‘Acoso escolar, ciberacoso y discriminación: educar en diversidad y convivencia’, editado por Antonio J. Rodríguez-Hidalgo y Rosario Ortega-Ruiz; ‘Transeducar: arte, educación y derechos LGTB’, de Ricard Huerta o ‘El fin de la homofobia: derecho a ser libres para amar’, de Marcos Paradinas.

Por su parte, desde la Asociación SOMOS LGTB+ Aragón, especializada en lo que ellos denominan ‘activismo de igual a igual’, ponen en valor la importancia de la existencia de este tipo de fondos en las bibliotecas públicas zaragozanas. “A día de hoy sigue resultando difícil poder encontrar material LGTB fiable en las bibliotecas y librerías. Hay veces que algunos libros hacen referencia a estas realidades pero, o no las abordan bien (a veces incluso las criminalizan) o la información que dan no es útil. En Madrid existen librerías especializadas en el tema pero aquí todavía resulta difícil encontrar este tipo de libros”, explica Alejandro Sierra Heredia, secretario de Organización de SOMOS y técnico de educación y en discriminación.

Desde la asociación aseguran que, en la actualidad, y a pesar de los avances, en Aragón sigue haciendo falta un cambio social para que las realidades LGTB se encuentren en igualdad de condiciones con respecto a la realidad cis-hetero. “En algunas ocasiones esta desigualdad produce que algunas personas se encuentren en desventaja a la hora de acceder a un empleo, vivir su vida con tranquilidad o ser escuchadas por la administración cuando hay algún problema”, añade Sierra.

Por eso, este grupo activista trabaja día a día por dar visibilidad a este colectivo, y cuenta con un servicio de atención a personas que han sufrido discriminación por su identidad sexual. “Nos reunimos periódicamente con la administración para poner en relieve las dificultades o miedos que tienen algunas personas a la hora de denunciar. Hemos hecho formaciones a funcionariado público y cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, etc. En definitiva intentamos hacer un mundo más igualitario”, concluye.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account