LasArmas72, un microcentro con voluntad bacteriana (II)

zonadescanso

Por qué resultan tan sugerentes los espacios micro

Precisamente porque permiten el contacto y la evolución desde proyectos abarcables. Porque permiten dotar de densidad al territorio mucho mas allá de las grandes iniciativas a las que hemos estado acostumbrados. Y sobre todo porque partimos de la visión de un modelo narrativo, no finalizado en el que se está en construcción permanente, en la que se va dando forma a la ciudad de un modo crítico y activo, efectuando una labor multidireccional, centrífuga, multiplicadora, difusora e integrativa. Que permiten crear una narrativa social a partir de la inteligencia colaborativa. Espacios inacabados. Una nueva institucionalidad.

Son espacios que podríamos denominar de Participación Expandida y que están sustentados sobre la simbiosis y los territorios de contagio, heterárquicos y dispuestos para la creación continua de ciudad.

Y porque pueden funcionar a la perfección como espacios conectoma. La singularidad de las organizaciones depende de las conexiones que sea capaz de generar y mantener. El punto de intersección entre la personalidad propia, la herencia, las experiencias… La organización política local debe nutrirse de la energía ciudadana. La institución tal y como la hemos conocido ya está medio muerta y la jerarquía institucional esta llamada a romperse.

Nos vamos a atrever a decir también que concuerdan muy bien con la idea de los espacios para la deriva, para la búsqueda abierta. Aquellos donde puede escribirse y reescribirse porque todo vuelva al blanco, donde después de los esfuerzos mentales se crea la necesidad de no generar verdades definitivas. Donde se puede sacar provecho de las casualidades.

Ocupar y desarrollar estos espacios mínimos puede considerarse una especie de momento simbólico en el que el cambio de modelo, la nueva visión de las instituciones y su relación con la ciudad, las nuevas visiones de la política local, van alcanzando dimensión humana y que pretende resolver las asimetrías generadas por modelos verticales y aparatosos.

Se trata de crear un centro que actúe como espacio de conexión creativa en el que se pongan en contacto diferentes neuronas y que estas puedan contactar y contaminar al resto. Que se cree una sinapsis creativa para regenerar la sensibilidad ciudadana. Una máquina que reinicia los procesos, que se plantea desde nuevos ángulos la forma de hacer ciudad, que genera impulsos y se comunica con otros espacios-red.

Qué podemos generar con estas sinapsis, con estas estrategias de micro-red? Precisamente garantizar que la maquinaria no pare. Que aunque existan nodos que entren en reposo, la actividad continúe en otras y hacia otras. No hay estructura temporal ni espacial, es un proceso rizomático.

Pequeñas unidades de agitación que colaboran en la creación de una conciencia crítica ciudadana. Nuevos modelos de acción micro que van generando narrativas permanentes.

El rol de lo micro es importante, en fin, por varias razones, por su mayor capacidad para la inmersión e inclusión social, por su mayor diversidad y riesgo sobre nuevos proyectos, sobre su influencia en procesos de innovación, por su carácter diferenciado en cuanto a las grandes compañías mucho mas conservadoras…

Y en cuanto a la visión desde lo local, resulta evidente su influencia en la generación de ciudadanía culta, el incremento de la clase creativa, la facilitación del acceso a la producción y la alineación con las políticas públicas responsables del desarrollo ciudadano.

Por ello nos planteamos la misión fundamental de ser mediadores, de ser catalizadores y por eso mismo creemos que el centro debe funcionar desde dos orientaciones:

una, como receptor de información y datos que filtra, optimiza y difunde para transformar las ideas en procesos

dos, como un impulsor de provocaciones

En resumen, podríamos decir que el espacio Las Armas es un

canalizador/catalizador que genera una masa crítica de energías comunitarias.

 

 

Construir desde los vínculos

Es, además, desde la intención de la construcción común desde donde se pone en marcha un espacio-red que replantea los espacios institucionales, que se replantea la dicotomía excluyente entre lo público y lo privado, que busca la multiplicidad de singularidades: la estrategia de lo común.

Nos planteamos el centro como un catalizador de iniciativas para el desarrollo de las energías comunitarias, un espacio donde pueda emerger el pensamiento crítico y la búsqueda de modelos de creación de ciudad a partir de procesos que no primen lo macro, las grandes intervenciones, sino que incidan en el desarrollo colectivo básico, la comunidad, la estrategia de Proximidad transware desde su ADN.

Y por qué un catalizador. Últimamente abundan voces que reclaman unas acciones públicas facilitadoras. Nosotros creemos que ese característica, la facilitación, es y ha sido algo inherente, obvio. Por eso creemos que el efecto catalizador es el que verdaderamente se necesita. Qué es lo que comprende:

incitación intelectual + provocación de situaciones

En cualquier caso es imposible comprender un desarrollo colectivo que no parta de un pensamiento comunitario, de una Investigación compartida, de una estructura intelectual que abunde en los nexos. Quizá construir una nueva gramática de la política local que impida la “expropiación” de la producción cultural y favorezca su integración en los desarrollos urbanos. La producción de nuevos lenguajes para la construcción de inteligencia ciudadana.

Vamos a sentarnos alrededor de una inquietud común, de una ilusión colectiva. Y lo vamos a hacer en un espacio híbrido donde lo que importa es lo que vamos conociendo, lo que vamos aprendiendo. Lo verdaderamente subversivo es desactivar el pesimismo. La narración colectiva.

En cualquier caso, ante la diversidad de conceptos que engloban la economía creativa, la múltiple forma de interpretarlos, los diferentes propósitos, desde Las Armas pretendemos crear un espacio que pueda encontrar y generar una mínima Zona Común.

 

** Fotografía obtenida del CuatroParedes

 

LasArmas72, un microcentro con voluntad bacteriana (I)

José Ramón Insa Alba

Técnico de Zaragoza Activa. Responsable del #ThinkZAC y trabajando en #ciudadnexo. Integrar las ciudadanías para construir la ciudad deseada, la compejidad como sistema // #ciudadlateral. Concebir prototipos para reconstruir la innovación ciudadana desde ópticas alternativas y el pensamiento divergente // #ciudadinclusiva. Establecer el desarrollo humano como denominador común para generar modelos que evitan la exclusión social // #ciudadprocomún

Más Publicaciones - Web


Seguir en Redes Sociales:
Twitter

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Contacto

Enviando

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account