Hemos tenido que vivir una pandemia global para que muchas personas puedan probar el teletrabajo en sus casas y llegar a cuestionarse cómo ser productivo trabajando desde casa. El Covid-19 nos ha cambiado todos los planes que teníamos previstos en las próximas semanas y nos ha dejado claro que somos muy vulnerables; el mundo es imprevisible.

Ser productivo trabajando desde casa

Por otro lado, esta realidad también ha demostrado que la mayoría de empresas en España no están preparadas para implementar el teletrabajo y/o formulas flexibles para que sus empleados en mayor o menor medida puedan desempeñar su trabajo desde sus domicilios. Sin embargo, la nueva duda es: ¿Cómo ser productivo trabajando desde casa? 

No obstante, las empresas han tenido que tomar estas medidas de forma improvisada para no tener que echar mano de los ERTES, aunque otras muchas no han tenido otra opción. Recientes estudios revelan que más del 75% de los trabajadores en España no pueden efectuar teletrabajo por temas relacionados con infraestructura, logística, estrategia corporativa, tareas, capacidad organizativa, tipo de trabajo y otras cuestiones.

Claro está que esto nos ha pillado a todos desprevenidos. Afortunadamente, no durará para siempre y esperemos que cuando volvamos a nuestra vida de rutinas y dejemos atrás el confinamiento hayamos aprendido a estar listos para este tipo de imprevistos que pudieran volver a poner el mundo patas arriba.

Es por ello que estos días de confinamiento, en el que se ha paralizado prácticamente el país e improvisado formas para que algunos puedan seguir realizando sus labores, nos han de hacer prepararnos estableciendo un protocolo estratégico global que permita tele trabajar para una posible futura crisis no prevista. Al final, el teletrabajo ayuda a que las personas estén más motivadas y comprometidas por regla general. Pero, ¿cómo ser productivo trabajando desde casa?

¿Por dónde empiezo?

Hay que empezar a cambiar nuestra actitud y dejar de demonizar el teletrabajo. Hay quienes pensaban que era un chollo porque confundían el teletrabajo a unas ‘vacaciones’ remuneradas… Y el teletrabajo, lejos de ser ese chollo, conlleva un mayor rendimiento, más concentración y, desgraciadamente, suele terminar en largas horas de trabajo. Muchas veces, más que si estuviéramos en nuestro puesto habitual. Pero tampoco olvidemos que la versión que vivimos estos días, no sería la habitual, pues tampoco es normal llevar a cabo tu trabajo con la familia en casa.

9 claves para afrontar el teletrabajo

Voy a daros unas pautas para conseguir ser productivo haciendo teletrabajo y no morir en el intento:

Primero. Es fundamental tener “tu oficina” o lo que es lo mismo, un lugar para ti, para poder efectuar tu trabajo con tranquilidad y normalidad, aunque esto también dependerá mucho del tipo de tareas que tengas que efectuar. Busca tu espacio, adecúalo a tu gusto, organízalo, hazlo acogedor, aíslalo dentro de lo posible de tu domicilio y prepáralo con todo lo que precisas para desempeñar tu trabajo.

No todas las casas disponen de ese espacio adicional, por lo que, si esa ubicación está en zona común, habrá que “negociar” las horas de uso de ese entorno. Pero es fundamental, que mientras realizas tu teletrabajo, el entorno donde lo hagas, sea… TUYO.

Segundo. Mantén tus rutinas. Tienes más flexibilidad pero no te acomodes en exceso. Es bueno, por ejemplo, empezar a trabajar a la misma hora a la que lo hacías en la oficina, vestirte con ropa de trabajo y hacer algún parón para descansar y despejar tu mente. Obviamente, lo bueno del teletrabajo es poder desarrollarlo en horario flexible pero, no por ello, debes olvidar ser productivo y cumplir tus objetivos.

Arreglarte hace que tu mente se active en “modo trabajo” y te obligues a esas acciones; puedes ser más informal, pero no olvides que quizás tengas que realizar vídeo conferencias, por lo que es recomendable dar la imagen adecuada. Ver a otros compañeros, clientes o proveedores en pijama es algo innecesario y que puede causar el efecto contrario.

Marca pautas y horarios

Tercero. Establece horarios para tus tareas laborales para lograr ser productivo trabajando desde casa. Cada uno sabemos cuáles son nuestras prioridades en nuestras funciones y proyectos. Si sabes las fechas de entrega de cada tarea te permite organizarte y saber cuánto tiempo tienes que dedicarle al día para llegar a tiempo. Lo importante, a pesar de ser flexibles, es cumplirlas dentro de lo posible, sino no servirá de nada. De lo contrario, se te va el tiempo en una tarea, descuidando el resto o haces las que te gustan dejando las que te dan pereza. Siempre digo que es preferible quitarte primero las que más pereza te dan.

Cuarto. Pacta unas normas con tu entorno familiar durante estas semanas que haces tele trabajo y que te toca convivir con ellos. Son normas que todos los miembros de tu familia deben respetar, es decir, se trata de educar a estas nuevas rutinas. Así cuando uno está en horario de teletrabajo, no se debe molestar. Es conveniente coordinar tareas para que en paralelo, el resto de integrantes de la familia estén entretenidos.

«El estar de teletrabajo no es estar desaparecido»

Quinto. El estar de teletrabajo no es estar desaparecido. Todo lo contrario. Es un entorno que exige mayor comunicación. Establece durante la semana determinados tiempo para charlar por diferentes canales telefónicos o telemáticos con tus compañeros, jefes o entorno laboral. Esto ayuda a sentirse acompañado y con sentido de pertenencia al grupo. Intentar no hablar exclusivamente de trabajo. Puedes preguntar por su salud, la de la familia, alguna táctica para pasar mejor el rato…

Sexto. Es muy necesario que aprendas a desconectar, es decir, que hagas tus horarios diarios y no sigas trabajando en tu tiempo libre al trabajo. La empresa debería educar en esto. Estos días he vivido cosas alucinantes, compañeros y responsables mandando correo y tareas, un sábado a las tres de la madrugada y pidiéndote respuesta inmediata. Obviamente pueden surgir necesidades, urgencias y realidades que hagan ser flexibles a todos por el bien de la organización. No convirtamos la premura en normalidad. Todos necesitamos esa desconexión, por equilibrio vital.

La importancia de parar

Séptimo. También es necesario que vayas apuntando qué incomodidades tienes en estos comienzos de teletrabajo forzado para ver si en un futuro tu empresa te los puede resolver. Esto ayuda a tener claro qué limitaciones técnicas, organizativas y de otra índole tienes. Algunas tareas no se pueden efectuar porque no tienes instalado en tu casa los accesos a esas aplicaciones u herramientas.

Octavo. Muévete durante el desarrollo de tu jornada laboral para estar activo; cada dos horas haz un descanso para despejarte y moverte. Es bueno que dediques tiempo a conservar tu actividad física habitual para mantenerte en forma. Restringe tus visitas a la cocina para evitar la tentación del frigorífico, muchas veces comemos a todas horas por ansiedad, estrés o inconscientemente. Nuestra mente está habituada a que en casa estamos para todo menos para trabajar así que toca acostumbrarse.

Noveno. ¡Resiste! Es normal que los primeros días te cueste un montón y se te haga raro. Date tiempo y verás cómo cada vez será menos costoso el efectuar tu trabajo desde casa. Es algo nuevo y tienes que ir adaptándote de forma progresiva. Lo único es que a muchos nos ha tocado hacerlo de golpe, sin período de transición.

Creo que esta crisis ha servido para que los responsables de empresas se den cuenta de las bondades del teletrabajo. Todos somos ya mayorcitos y, por ende, tenemos la responsabilidad para saber lo que tenemos que hacer. La libertad conlleva el ser coherentes y transparentes. No olvides que lo bueno es que las reglas las puedas marcar tú; es tu casa, así que créate ese ambiente óptimo para trabajar, poniendo de fondo música relajante, o la radio… o aquello que te ayude a concentrarte y realizar tus tareas de forma efectiva.

 Y vosotros, ¿qué trucos tenéis para ser más productivos haciendo teletrabajo?

Más consejos de la Antena Laboral en Blog ZAC

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

© Zaragoza Activa | Diseño gráfico Estudio Mique

Las opiniones y contenidos expresados en los artículos de este blog corresponden únicamente a sus autores. El Blog ZAC no es de ningún modo la voz oficial de Zaragoza Activa.

Contacto

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account